¿Qué pasa cuando tienes un encuentro íntimo?

En anteriores post hemos hablado de términos relacionados con la sexualidad, las fases de esta a lo largo de nuestra vida, mitos entorno a la sexualidad y la relación que existe entre la sexualidad y el cerebro; pero se nos había quedado pendiente hablar de la Respuesta Sexual Humana.

Así que… ¡aquí va!

pareja (2)

Respuesta Sexual Humana

Cuando hablamos de la Respuesta Sexual Humana (RSH), nos referimos a aquellos cambios que se dan en nuestro cuerpo cuando tenemos un encuentro erótico con otras personas o con nosotros mismos.

La investigación más conocida acerca de este tema fue la realizada por William Masters y Virginia Johnson en Estados Unidos en los años 60 (hay una serie sobre ello), en la que concluyeron que existían 4 fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Aunque más tarde se realizaron más estudios complementando las anteriores como son la fase de deseo investigada por Helen S. Kaplan en 1978 y la de satisfacción por Sandra Leiblum en 1990. ¡Veamos qué sucede en cada una de ellas!

Fases de la RSH

  • Deseo: esta etapa se conforma de sensaciones, emociones y pensamientos que tratan de aumentar la libido, para que la persona comience a estar predispuesta a tener un encuentro erótico. En un post anterior os hable de ello.
  • Excitación: si el nivel de deseo es alto y se mantiene es fácil comenzar a sentir las primeras respuesta fisiológicas. Existen algunas respuestas comunes como son el aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, sudoración, erección de pezones, etc.
    • Femeninas: erección del clítoris, lubricación y aumento del tamaño de la vagina.
    • Masculinas: erección del pene, tumescencia del glande, aumento del tamaño y elevación de los testículos.
  • Meseta: sobre esta fase existen discrepancias dentro de la comunidad científica, pero sería el momento previo al orgasmo. A ella se llega manteniendo una adecuada estimulación, que avisa y predispone a lograr el orgasmo. Esta fase se caracteriza por un incremento en la tensión muscular y otras sensaciones subjetivas diversas.
  • Orgasmo: para se de el orgasmo es necesario que se mantenga la estimulación adecuada, la excitación sexual y que la persona sienta y se deje llevar por las sensaciones preorgásmicas. El orgasmo es también una sensación subjetiva de placer que tiene como respuestas fisiológicas un mayor aumento en la frecuencia cardíaca y respiratoria, mayor tensión muscular y contracciones rítmicas de la musculatura pubococcígea (conjunto de músculos situado en el suelo de la pelvis). Además, hay una liberación masiva de oxitocina que se relaciona con la afectividad.
    • Masculina: expulsión del semen.
    • Femenina: el orgasmo femenino es aún desconocido y complejo, así que dedicaré un artículo a hablar sobre él. La mujer puede lograr varios orgasmos consecutivos y también existe una emisión de fluido que suele pasar desapercibida con la lubricación.
  • Resolución: en esta fase el organismo comienza a recuperar poco a poco los niveles normales, se relajan los músculos, perdida de erección y se libera serotonina relacionada con la felicidad.
    • En el caso del hombre, aparece el periodo refractario que imposibilita alcanzar un orgasmo durante un periodo de tiempo determinada dependiendo de diferentes factores; además aparece sueño provocado por la liberación de prolactina.
  • Satisfacción: esta no es una fase en si misma pero es la evaluación subjetiva que damos a la relación sexual, es decir, la interpretación que hacemos de nuestro bienestar físico, psicológico y emocional respecto a nuestros encuentros eróticos. De esta interpretación, puede depender el cómo nos enfrentemos a la próxima relación sexual, con quién…

Esto es una de las primeras cosas que explico a mis clientes cuando vienen por dificultades sexuales, ya que les ayuda a saber en qué fase les sucede y a comprender mejor el porqué.

Si tienes alguna dificultad sexual y has podido determinar en qué fase, cuéntamelo en comentarios o en privado en el mail. Si lo deseas también puedes pedir tu cita.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *