Psicologas en Castro Urdiales, Terapia de pareja y Sexología

¡Nuevo episodio! Hablemos sobre pornografía

Os traigo un nuevo episodio del podcast del Centro de psicología especializado en la atención infantil, juvenil de Castro Urdiales, Cantabria.

A continuación puedes escuchar el segundo episodio en este caso Laura Montero nos habla sobre la pornografía.

Hablemos de pornografía

En este episodio guiado por Zuriñe Salgado, Laura Montero Psicóloga  experta en sexología y terapia de pareja del Centro L’amor nos habla sobre cómo la pornografía afecta a nuestra visión de la sexualidad y algunas alternativas a las mismas.

Podcast transcrito

 

Hoy en día el acceso a contenido pornográfico es muy fácil, cualquiera que tenga un dispositivo con acceso a internet, incluso los jóvenes, pueden ver contenido y ese contenido suele estar enfocado al placer del hombre, entonces Exactamente, ¿a qué llamamos pornografía?

 

Generalmente cuando hablamos de pornografía pensamos en los vídeos con mayor o menor duración que se pueden encontrar en diferentes páginas web, algunas gratuitas y otras de pago. Sin embargo, esto significaría que es un invento reciente, cosa muy alejada de la realidad.

El termino pornografía procede de las palabras griegas pórnē (prostituta) y  gráphein (ilustrar), y existe desde el origen del ser humano con las primeras representaciones de personas con pechos y penes voluptuosos (Venus paleolíticas).  Aunque actualmente se entiende como todos aquellos materiales, imágenes o grabaciones que representan actos sexuales con el objetivo de excitar a quién lo recibe.¿Cómo puede influir la pornografía en la educación psicosexual de los jóvenes y de los no tan jóvenes?

 

Cuando sale este tema yo suelo compartir el dato de que la media de acceso por primera vez a la pornografia es de 8 años, como media resulta bastante baja. Evidentemente el desarrollo psicosexual del niño tiene sus tiempos y sus ritmos pero la pornogafía al ser un contenido tan explícito pues si puede generar alguna dificultad en su desarrollo. Además del desarrollo de una visión de la sexualidad muy sesgada y bastante alejada de la realidad. Normalmente son encuentros muy centrados en los genitales y la penetración, con una duración determinada, tamaños de penes o pechos…Además, no suele aparecer la parte de acuerdo o consentimiento (que si realizan previamente a ponerse en escena) ni el uso de preservativo. 

 

¿Ha aumentado su consumo durante el confinamiento?

 

Claramente, hubo un aumento bastante significativo y también de otras plataformas como el only fans. Esta última una plataforma funciona bajo suscripción para poder tener acceso exclusivo a contenido, donde no esta censurado el contenido erótico.

 

¿Crees que la pornografía nos genera también inseguridad por el tipo de canon de belleza que suele aparecer?

 

Totalmente, suelen ser cuerpos y genitales de una determinada forma que hace que veamos que todo lo que se sale de eso es feo o inadecuado y claro si entramos en la comparación, saldremos perdiendo casi seguro y es que suele haber poca diversidad de cuerpos. Por eso a mi me gusta decir que hay que ver la pornografía, al menos la mainstream que es la que más habitualmente encontramosde forma gratuita,  igual que la ciencia ficción. Ya que hay una selección de los personajes, operaciones, uso de medicaciones como la viagra, cortés, ángulos y posturas favorecedoras…

 

¿Qué alternativas a la pornografía podemos encontrar y cómo podemos identificar si hay una adicción a ella

 

La mejor alternativa sería nuestra imaginación, desarrollar nuestras propias fantasías sexuales incluso redactar nuestros propios relatos eróticos y compartirlos con nuestra pareja. Otra alternativa puede ser la  lectura erótica ya sea de novelas o de relatos, en mi página web podéis encontrar un ebook gratuito con algunas recomendaciones. También podemos encontrar audio relatos, incluso acompañados con efectos ASMR que tanto auge han tenido en los últimos años. También podemos acceder a otro tipo de contenido erótico el conocido como porno feminista/porno para mujeres o el post porno que por diferentes razones como las mejores condiciones laborales de los actores y actrices suele estar en paginas de pago. En mi opinión la pornografía no tiene porque ser negativa que también se ha demonizado bastante en los últimos años, la cuestión como en todo es hacer un buen uso de ella y teniendo claro que eso es igual de verdad que puede ser la película de Superman. Y como saber si hay una adicción pues si empieza a ser una necesidad, dejas de hacer actividades como tu trabajo o relacionarte por estar viendo este tipo de contenido, afecta a tu relación de pareja. Además no tiene porque haber una adicción para que te pueda perjudicar a tu vida por ejemplo si te cuesta excitarte si no es con pornografía, aspectos que también trabajo desde la terapia sexual.

Si te interesa este tema, puedes leer dos varios artículos más donde hablo más sobre la industria de la pornografía y los efectos que esta tiene en el cerebro:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba