Terapia psicológica individual

En ocasiones la vida nos puede presentar retos y, pese a que en muchos casos, somos capaces de afrontarlos solos, en otros momentos estos pueden llegar a sobrepasarnos y hacernos sentir que somos incapaces de avanzar. Por eso, este tipo de terapia es una herramienta que te permitirá adquirir una mejor compresión de ti mismo y del entorno para poder encontrar soluciones adaptativas a esas adversidades, así como a modificar comportamientos y áreas que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida.

“No hace terapia quién tiene problemas, problemas los tiene todas las personas. Hace terapia quién quiere resolverlos”

Las dificultades más frecuentes que podemos encontrar:

  • Haber sufrido una pérdida
  • Estarnos enfrentando algún cambio en nuestra vida
  • Dificultades para manejar nuestras emociones
  • Aparición de pensamientos negativos o dañinos
  • Querer superar algún temor o fobia
  • Querer recuperar la motivación
  • No sentirnos bien con nosotros mismos/as
  • Sentir que hemos perdido el control de nuestra vida
  • Dificultades para dormir
  • Empezar a consumir sustancias para aliviar síntomas negativos