¡Vuelve nuestro podcast! Sexualidad en redes sociales

¿Cómo han ido tus vacaciones? Espero que hayas podido descansar y coger fuerzas. Como sabes septiembre siempre trae nuevos comienzos o como en este caso retomar proyectos.

Aquí os traigo un nuevo episodio del podcast de Centro L’amor. En este caso hablamos sobre como abordar el tema de la sexualidad a través de las redes sociales de forma segura. Para ello nos acompaña Laura Montero psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja del nuestro centro de psicología en Castro Urdiales.

Sexualidad en redes sociales

En este episodio guiado por Noelia Puyal, hablaremos sobre el sexting y cómo poder practicarlo de la forma más segura posible. Os explicaremos que es el grooming y algunos aspectos a tener en cuenta y os daremos algunas claves que os ayudaran a poder abordar todos estos temas con vuestros hijos. 

Podcast transcrito

¿Qué opinión general os merece el tema de hoy?

 La tecnología se ha adentrado en nuestro día a día en todos los ámbitos, laboral, social y claramente en las relaciones afectivas desde plataformas de búsqueda de pareja hasta la practica de sexo de forma virtual. No tengo una opinión de que sea positivo ni negativo si no que hay que tomar precauciones como en todo.

¿Qué consejos les darías para que pudieran hacer uso de las redes de manera menos nociva para ellos?

La adolescencia es una etapa de curiosidad, donde no se es muy consciente de los riesgos y una fase en la que la presión social tiene bastante poder, además de que se tiende a un alejamiento o a llevar la contraria a los adultos del entorno. Y aunque esta etapa siempre ha tenido sus cosas, actualmente debido a la facilidad que existe para contactar con personas muy lejos de nosotros, el anonimato que esta permite y lo difícil que es que un contenido compartido se elimine de internet, se incrementa de alguna forma los riesgos. Además, sabemos que en la adolescencia aún está en desarrollo la zona prefrontal del cerebro, esa parte más racional y que mide las consecuencias de nuestros actos. Por todo ello, para llevar a cabo el sexting de manera más segura, se hacen las siguientes recomendaciones:

  1. Un consejo importante es que compartan este tipo de fotos siempre y cuando así lo deseen, lo hagan de manera consentida y no se encuentren bajo presiones sociales.
  2. Que tengan en cuenta que la finalidad del sexting es desencadenar la excitación y esto se puede hacer de forma oral y escrita, no solamente a través del envío de fotografías.
  3. Aunque el destinatario sea una persona de confianza, en el futuro puede dejar de serlo. Por ello, no es óptimo perder el control de las imágenes que se envían ni mostrar características distintivas como, por ejemplo, su cara, tatuajes, lunares…
  4. No poner la ubicación del lugar desde donde se comparten fotos, si es de manera instantánea ya que se daría mucha información.

¿Crees que deberían utilizar algún medio para controlar y conocer qué información están ofreciendo y recibiendo de sus seguidores o seguidos?

Es de vital importancia educar a los jóvenes -desde las familias, colegios y demás entornos- para que realicen un uso adecuado de las redes sociales. No desde el miedo ni la prohibición de su uso, si no desde la empatía y la compresión, supervisando pero permitiendo su intimidad. Y sobre todo mostrándoles que si les ocurre algo somos una persona de confianza con la que pueden contar y que no les juzgaremos. Y esto último es muy importante, ya que de no ser así será más probable que nos oculten información cuando les suceda alguna situación complicada.

Por ello, lo más adecuado es darles toda la información, hacerles conscientes de las consecuencias o de las situaciones que se pueden dar al compartir cierto contenido en redes, ya que, como digo, no suelen ser conscientes de las consecuencias de sus actos a largo plazo. Por otro lado, también es importante no prohibir ni ejercer un control absoluto de sus redes sociales, ya que si quiere hablar en un chat o compartir o buscar cierto contenido os aseguro que buscará la forma. Ya sabes, lo prohibido siempre atrae, sin embargo sí tienen toda la información podrán tomar decisiones de forma más consciente. Esto me recuerda a la polémica que hubo respecto al PIN parental y es que aunque nosotros como padres tenemos el derecho de estar al tanto de qué información reciben nuestros hijos, ellos también tienen sus derechos a recibir información para desarrollar su propio razonamiento crítico y decidir. La imposición nunca es positiva.

¿Cómo crees que se podría llevar a cabo una buena práctica del sexting sin que éste acarrease daños o perjuicios para las personas que lo pusieran en marcha?

Lo primero que tenemos que aclarar es el fácil acceso que hay ante las redes sociales y como permiten un anonimato, incluso la creación de perfiles falsos con mucha facilidad. De hecho, esto es algo que podemos hacer con nuestros hijos para mostrárselo más claramente. Por tanto, podemos pensar que estamos hablando con una persona pero puede que no sea, así que deberían asegurarse de alguna forma de que la persona con la que hablan es la que dice ser a través de las redes sociales. Por ejemplo, pidiendo audios o videos diciendo algo en concreto que le digamos nosotros. Lo segundo, sería seguir las indicaciones que hemos comentado anteriormente, en mi página web podeís encontrar un decálogo para practicar sexting seguro. Recordemos que una vez compartido un contenido en internet perdemos el control de este. No sería la primera vez que se ha viralizado un contenido que se compartió con una expareja.  Otra alternativa son el uso de aplicaciones como puede ser snapchat en la que las imágenes duran unos segundos y se eliminan, y en caso de que la otra persona saque captura te avisa.  Y algo muy importante y que debemos tener claro es que realizamos esta práctica de forma libre y deseada, no por presiones o amenazas de otra persona. 

¿Qué es el grooming?

El grooming consiste en la práctica por la cual un adulto se crea un perfil falso haciéndose pasar por adolescente, mintiendo a los adolescentes con la finalidad de ligar con ellos. Esta práctica pasa por cuatro fases: Creación del vínculo de confianza, aislamiento de la víctima -señalándole mantener la relación en secreto-, mantener conversaciones sexuales y, finalmente, llegar al chantaje o coerción para que la víctima envíe material sexual. Y visto como hemos dicho antes resulta bastante sencillo crearse un perfil falso.

En resumen, Laura defiende que hacer uso de las redes sociales con fines de interacción no tiene por qué ser negativo siempre y cuando esto no suponga riesgos ni consecuencias negativas para las personas involucradas. Además, es recomendable que los padres enseñen cómo utilizar las plataformas online de forma adecuada pero no prohíban su uso ya que, por norma general, aquello que nos está prohibido, nos resulta más atractivo. Finalmente, me gustaría agradecer tu participación en este podcast pues has incidido en aspectos muy relevantes que se deberían tener en cuenta antes de poner en marcha toda clase de interacción a través de las TIC y has solventado ciertas dudas comunes con respecto a este tema.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *