Sexualidad y cerebro

Por petición popular este post tratará de desvelar los secretos que existen sobre la relación qué existe entre el cerebro y la sexualidad, entrando en las hormonas y neurotransmisores implicados y sus funciones.

¡Veamos qué esconde!

sexo y cerebro

Primero un poco de química, las hormonas son mensajeros químicos que viajan por la sangre desde las glándulas endocrinas hacia los diferentes órganos. En el caso de las hormonas sexuales se producen en la hipófisis, que es una pequeña glándula que se encuentra en el cerebro y en las gónadas, ovarios o testículos. Existen diferencias en cuanto al sexo biológico, pero también similitudes.

La hormona folículo estimulante (FSH) es la encargada de estimular la maduración de los gametos, es decir, óvulos u espermatozoides. Mientras que la hormona luteinizante (LH) es la que regula la producción de testosterona en los testículos y la regulación la menstruación en los ovarios.

Las hormonas masculinas son los andrógenos de los cuales la principal es la testosterona. A su vez, las hormonas femeninas son los estrógenos y progestágenos, que las principales serían el estradiol y la progesterona. Pero de estas la única exclusiva en mujeres es la progesterona debido a que es la encargada del embarazo, lo que significa que todas las personas tenemos testosterona y estrógenos en diferentes niveles. Todas estas hormonas son conocidas como las que aparecen en la pubertad con el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, es decir, vello púbico, senos, crecimiento de nuez…; aunque su función es más amplia (En el post del deseo retomaré el tema con las demás hormonas implicadas).

Otro medio de comunicación existente en el cuerpo humano son los neurotransmisores, sustancia química que se trasmiten a través de las neuronas desde el cerebro hacía las diferentes partes del cuerpo. Existen muchos que pueden estar implicados en la sexualidad, aunque destacaré los más relevantes. Uno de ellos es la dopamina que está involucrada tanto en la búsqueda de un encuentro erótico como del placer.  Y la noradrenalina, nos ayudaría en el proceso de excitación sexual (Próximamente abordaré la respuesta sexual humana).

Ir arriba